Grupo

 BelMar

Telef:963742457


Convenio Laboral para empresas con varias actividades

Actualizado: 06/12/2022

Fecha: 06/12/2022

Introducción

El convenio laboral, llamado oficialmente convenio colectivo, es el acuerdo que surge fruto de la negociación de los representantes sindicales con los empresarios y en el que se regulan las condiciones en materia laboral de los empleados de una determinada empresa o sector. Sirve para que los empresarios se aseguren una paz laboral y la ausencia de huelgas y protestas a cambio de una serie de mejoras en las condiciones laborales, de salario, de vacaciones, etc. de los trabajadores.

Qué debe de contener un convenio laboral

Para que este tipo de documento sea legal debe organizarse de manera que se establezca cierta información previa y se plasmen en papel los nuevos convenios. Lo que debe contener es lo siguiente:

En cuanto al contenido del convenio tiene que expresar, como mínimo:

  • La determinación de las partes que los conciertan

  • Ámbito personal, funcional, territorial y temporal

  • Procedimientos para solventar de manera efectiva las discrepancias que puedan surgir para la no aplicación de las condiciones de trabajo

  • Forma y condiciones de denuncia del convenio, así como plazo mínimo para dicha denuncia antes de finalizar su vigencia

  • Designación de una comisión paritaria de la representación de las partes negociadoras.

¿Qué tipos de convenios existen?

Los convenios colectivos se clasifican por su ámbito de aplicación en:

  • Convenios colectivos sectoriales.

  • Convenios estatales y nacionales. Son de aplicación estatal, se publican en el BOE.

  • Convenios sectoriales autonómicos. El ámbito de aplicación es una comunidad autónoma, perteneciente a un sector determinado y se publican en los Boletines Oficiales Autonómicos.

  • Convenios sectoriales provinciales. El ámbito de aplicación de estos convenios es un sector determinado provincial.

  • Convenios sectoriales interprovinciales. Afectan a varias provincias, o de una misma comunidad autónoma o de diferentes regiones.

  • Convenios sectoriales locales o comarcales.

  • Convenios colectivos de empresa: los que negocian los representantes de los trabajadores y el empresario titular de empresa o empresas individuales.

  • Convenios colectivos de empresa nacionales.

  • Convenios colectivos de empresa autonómicos.

  • Convenios colectivos de empresa locales.

  • Convenios colectivos inferiores a la empresa: se aplican a un grupo específico de trabajadores o un centro de trabajo. Son los negociados por los representantes de los trabajadores del centro y el empresario.

¿Cómo saber el convenio colectivo aplicable?

El contrato de trabajo tiene que indicar el convenio colectivo aplicable al trabajador, ya sea de ámbito superior a la empresa, de empresa o de ámbito inferior a la empresa.

No obstante, no es descartable que el convenio colectivo aplicable no aparezca en el contrato de trabajo. En ese caso lo mejor es acudir a los responsables de la empresa en materia de personal o, en su defecto, a los representantes de los trabajadores. A buen seguro conocerán el convenio colectivo aplicable, ya sea de sector o de empresa (este último es el que regula las relaciones laborales de la empresa).

Convenio a aplicar si la empresa tiene varias actividades

Existen compañías que desarrollan varias actividades, ya sea por una estrategia de diversificación del negocio o de crecimiento. Es estos casos surgen dudas sobre si se tiene que aplicar un único convenio colectivo o si se debe aplicar el convenio vigente para cada una de ellas.

Esto ocurre cuando la empresa no tiene un convenio colectivo propio y por lo tanto, debe aplicar el convenio sectorial que le corresponda.

Existencia de una actividad principal

Si la empresa tiene una actividad principal definida, se deberá aplicar a todo el personal el convenio correspondiente a la actividad principal. Este es el criterio de la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos ratificado por la jurisprudencia.

Para saber cuál es la actividad principal, se tienen en cuenta los siguientes criterios:

  • El objeto social definido en los estatutos, aunque si éste no refleja exactamente las actividades de la empresa, no se aplicaría el convenio correspondiente al objeto social.

  • La facturación económica: el importe asociado a cada actividad se valora para saber la actividad principal.

  • La plantilla: se considera el número de empleados que desarrolla cada actividad.

  • La actividad de las contratas: la actividad de las contratas y concesiones prestadas por la empresa es otro indicador a este respecto.

Además, se debe de saber que las actividades administrativas y comerciales se consideran auxiliares y complementarias de la principal.

Existencia de varias actividades principales

Puede ocurrir que la empresa lleve a cabo varias actividades sin que ninguna de ellas sea principal, siendo las dos igualmente importantes. En estos casos, se podrá aplicar convenios distintos para cada actividad, en base al principio de especificidad.

Cuando las actividades están claramente diferenciadas porque no existe ninguna relación entre ellas es fácil tener claro que hay que aplicar dos convenios diferentes. También ayuda a determinarlo cuando hay organizaciones y centros de trabajo distintos. Pero en ocasiones no está claro y persiste la duda. Para aclarar este punto, se puede recurrir a:

  • El código de la actividad: hay que comprobar el grupo de CNAE (Código Nacional de Actividades Económicas) aplicable a cada actividad. Si los grupos son distintos, es un indicador de que podemos estar ante actividades diferentes.

  • La rama de actividad: hay que verificar si las diferentes actividades pueden considerarse ramas de actividad, es decir, si constituyen una unidad productiva autónoma.

  • Que la actividad no sea accesoria: si una de las actividades es accesoria u auxiliar de la otra o bien marginal, no estaríamos ante un caso en el que se tuvieran que aplicar convenios distintos.

Si al analizar las actividades se cumplen los tres requisitos anteriores, cabe aplicar convenios diferentes al personal afectado a cada una de las actividades.

Enlaces relacionados:

El derecho a las vacaciones de los trabajadores