Grupo

 BelMar

Telef:963742457


Aportaciones de Capital de Socios a la Sociedad - Aportación capital por compensación de créditos

Actualizado: 29/03/2018

Fecha: 29/03/2018

Con cierta habitualidad una vez constituida la sociedad, y ante la necesidad de dotar de mayor liquidez o de reforzar el patrimonio neto de la sociedad, los socios pueden plantearse la posibilidad de aportar financiación adicional a la empresa. Para ello se pueden proponer distintas alternativas cuya conveniencia debe ser analizada:

  • Dotar una cuenta corriente con socios y administradores – Cuenta 551

    Realizar una ampliación de capital.

  • Formalizar un préstamo entre los socios y la Sociedad.

  • Realizar una aportación sin aumento de capital - Cuenta 118

A continuación vamos a desarrollar cada una de estas posibilidades

Dotar una cuenta corriente con socios y administradores – Cuenta 551

Es habitual el uso de la cuenta 551 como relación contable entre la empresa y sus propietarios, debido a que en muchas ocasiones se tiende a confundir el patrimonio empresarial con el particular de los socios. A través de esta cuenta se producen cobros y pagos por la caja o banco de la empresa, pero éstos no forman parte realmente de la actividad u objeto social de la sociedad.

Mientras su uso se limitaba a pequeñas cantidades que se iban reponiendo y regularizando a lo largo del año haciendo que su saldo medio fuera pequeño, no tenía relativamente importancia. Pero es cierto que debido a la situación de crisis en la que están sumidas muchas de estas empresas, la utilidad de esta cuenta ha ido en aumento.

La cuenta 551 puede registrar a lo largo del ejercicio apuntes de diverso signo pero estas transacciones deben ser esporádicas y solo deberían realizarse en el corto plazo ( horizonte temporal de un año). Las posibles deudas entre socios y sociedad (en ambas direcciones) deben estar perfectamente formalizadas.

La generalización y uso masivo de esta cuenta, y la mayor vigilancia por parte de Hacienda desde que salió la legislación sobre operaciones vinculadas nos encontramos con la posibilidad de estar ante un problema que hace unos años no nos planteábamos donde simplemente dejábamos arrastrar el saldo de la cuenta 551 de un ejercicio a otro. Por ello, aconsejamos, formalizar estas aportaciones a través de las otras alternativas que se desarrollan a través de este artículo.

Realizar una ampliación de capital

Se trataría de una ampliación de capital para compensar créditos. Esta decisión se tomará tras acuerdo de la Junta y realmente el gasto que ocasiona es la escritura notarial ya que aún sujeto a ITPAJD estaría exento.

En muchas ocasiones los socios no quieren hacer nuevas aportaciones para ampliar capital social, pero aquí la ventaja es que la aportación ya está realizada. El inconveniente será convencer a los socios de que no van a recuperar esa aportación. (Siempre, cuando mejore la situación es cierto que podrá haber reparto de dividendos).

Formalizar un préstamo entre los socios y la Sociedad

Este tipo de préstamo devenga un interés mínimo, marcado por   el interés legal del dinero de cada año. Y los trámites asociados son:

  • Presentarlo y liquidarlo en la oficina liquidadora para liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aunque este exento.

  • Realizar reintegros periódicos atendiendo a un calendario o cuadro de amortización preestablecido.

  • Satisfacer un tipo de interés acorde a las condiciones del mercado que podrá ser el tipo de interés legal del dinero fijados en los Presupuestos Generales del Estado

Cierto es que esta opción, la mayoría de las veces no hace más que cambiar la cuenta de nombre y hacerla “engordar” pues los intereses no se abonan en los plazos acordados y además, en el momento de los pagos se debe efectuar una retención por los intereses devengados e ingresarla en Hacienda (Modelo 123 y 193).

Realizar una aportación sin aumento de capital - Cuenta 118

Esta alternativa ha sido utilizada con cierta frecuencia para evitar la rigidez que presentan las demás alternativas en lo que refiere a formalidades: basta con el simple acuerdo por mayoría de la Junta de Socios.

El PGC, establece:

Que en la cuenta 118 del Grupo 1, bajo la rúbrica “Aportaciones de socios o propietarios”, deberán reconocerse: “elementos patrimoniales entregados por los socios o propietarios de la empresa cuando actúen como tales, en virtud de operaciones no descritas en otras cuentas. Es decir, siempre que no constituyan contraprestación por la entrega de bienes o la prestación de servicios realizados por la empresa, ni tengan la naturaleza de pasivo. En particular, incluye las cantidades entregadas por los socios o propietarios para compensación de pérdidas.”

La formalización de la citada aportación no será necesario el otorgamiento de escritura pública ni la inscripción en el Registro Mercantil, bastando el acuerdo de la Junta de Socios en el que quede claro que se realiza una aportación para compensar pérdidas o para incrementar los fondos propios, y se debe declarar el ITPAJD.

Implicaciones fiscales derivadas de la aportación y su posible posterior reembolso

La Dirección General de Tributos (DGT) publicó una consulta en 2016, Número de Consulta V1978-16, en la que se analizaba de forma detallada el tratamiento a efectos del Impuesto sobre Sociedades (IS)  y del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de las aportaciones de socios sin contraprestación y, en su caso, de su posterior reembolso.

Fiscalidad de la aportación para la sociedad

La aportación no tendrá ninguna implicación fiscal, en tanto en cuanto se realice en partes alícuotas entre todos sus socios, puesto que el PGC considera que dichas aportaciones tienen la calificación de fondos propios y no de ingresos. Sin embargo, si no se realiza de forma proporcional, la parte que no se corresponda con el porcentaje de participación tendrá la consideración de ingreso en IS para la entidad y de liberalidad para el aportante.

En relación al ITP/AJD, la aportación de un socio a la sociedad sin que se produzca un aumento de capital, constituye una operación sujeta (según el artículo 19.1 del TRLITPAJD) y exenta (según el artículo 45) a la modalidad de Operaciones Societarias (en adelante, OS) del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Fiscalidad de la aportación/reembolso para los socios

La DGT ha establecido un criterio para el tratamiento de dichas aportaciones en función de que la aportación a los fondos propios se realice:

  • SIN derecho a devolución (a fondo perdido): se considerará que la aportación sigue el mismo criterio que las aportaciones realizadas para compensar pérdidas y, por tanto, constituye mayor valor de adquisición de las participaciones en la sociedad a efectos del IRPF.

  • CON posibilidad de un posterior reembolso (tras acuerdo de la Junta): se considerará que dicha devolución tiene el mismo tratamiento que la distribución de reservas (procedentes de beneficios o aportaciones de socios). Por tanto, su distribución tendrá el mismo tratamiento que tiene el reparto de la prima de emisión a efectos del IS –socio es persona jurídica- o del IRPF –socio es persona física-. Para ver más detalles, ver este artículo Tributación de las Prima de asistencia a juntas, Prima de emisión de acciones o participaciones, Reducción de capital.

En relación al ITP/AJD, la posterior devolución de dichas aportaciones no constituye hecho imponible de la referida modalidad de OS pues no supone disminución del capital social de la entidad.

Conversión de la compensación de créditos mostrados en la cuenta 118 en Aumento de Capital

El art. 301 LSC recoge la posibilidad de que la contrapartida de las nuevas acciones o participaciones sea un crédito que el suscriptor ostente frente a la sociedad (aumento mediante compensación de créditos). Obsérvese, pues, que el supuesto de hecho no es el de cualquier aumento en el que lo que aporta el suscriptor es un crédito, sino un supuesto mucho más concreto: aquél en el que el suscriptor paga a la sociedad (extingue su obligación de desembolso de las acciones suscritas) mediante el mecanismo de la compensación. Como se ve, tal posibilidad sólo puede plantearse en sede de aumento de capital, y no en sede de fundación, precisamente porque en éste último caso, la sociedad no puede tener deudas. Como aumento de capital, la compensación de créditos tiene de especial que la sociedad no recibe nuevos medios económicos. La aportación/compensación del crédito provoca únicamente una modificación contable. En concreto, es una operación que afecta al pasivo, que disminuye por la capitalización del crédito. El significado económico de tal aumento de capital (debt/equity swap) es también diferente: no indica que hay un tercero dispuesto a aportar nuevos fondos al negocio social sino que hay acreedores sociales (a menudo, ya socios) dispuestos a facilitar el saneamiento de la compañía, lo que es muy relevante para los terceros en cuanto les informa acerca de si les conviene o no adquirir acciones de esa sociedad u otorgarles más crédito.

El crédito capitalizado no devenga intereses más allá de la fecha de la adopción del acuerdo de aumento de capital pero no porque en esa fecha se haya producido la transmisión del crédito a la sociedad y su contemporánea extinción por confusión, sino porque hay que entender implícita en el acuerdo social de aumentar el capital (cuando se establece el número de acciones y su valor nominal que se entregarán al socio a cambio de su aportación del crédito) una decisión de ambas partes al respecto. Es decir, el socio y la sociedad han acordado que su crédito se convierta en un número determinado de acciones de un determinado valor nominal. No es necesario, pues, preguntarnos acerca de si el crédito genera o no intereses. Aunque los generase, el acuerdo entre el ahora socio y la sociedad es que ésta “pague” el crédito con un determinado número de acciones.

Enlaces relacionados

Prestamos entre familiares a interés cero