Grupo

 BelMar

Telef:963742457


Tributación y fiscalidad de los intereses de cuentas bancarias, Depósitos, Dividendos, y activos financieros - Rendimientos de capital mobiliario

Actualizado: 01/02/2021

Fecha: 28/02/2018

Las ganancias obtenidas a través de intereses en cuentas corrientes o depósitos, dividendos, venta de bonos, letras del tesoro o seguros tributan como rendimientos de capital mobiliario. En otro grupo están las ganancias y pérdidas patrimoniales, donde se incluyen las acciones, fondos de inversión, derivados, inmuebles o divisas.

Desde 2015, al hacer el cómputo de lo ganando, Hacienda permite compensar los rendimientos de capital mobiliario que se integran en la base imponible del ahorro con las ganancias y pérdidas patrimoniales. Es decir, que se pueden restar las pérdidas a las ganancias, de manera que solo se rendirán cuentas por las ganancias reales. Si tras dichas compensaciones quedase saldo negativo, es posible compensar su importe en los cuatro años siguientes. Es decir, que las pérdidas de 20XX se podrán arrastrar hasta 20XX+4.

Durante los años 2015, 2016 y 2017 el porcentaje de compensación es del 10, 15 y 20%, respectivamente. El límite del 25% se aplicará para el año 2018 y siguientes.

De forma más precisa podemos distinguir los siguientes rendimientos de capital mobiliario:

  • Dividendos y demás rendimientos derivados de la participación en fondos propios de entidades (art. 25.1 y 101.4 LIRPF; y 90 RIRPF).

  • Cesión a terceros de capitales propios (cuentas corrientes, depósitos financieros, etc. art. 25.2 LIRPF).

  • Operaciones de capitalización, seguros de vida o invalidez e imposición de capitales.

  • Propiedad intelectual, industrial, prestación de asistencia técnica (art. 101.9 LIRPF).

  • Arrendamiento y subarrendamiento de bienes muebles, negocios o minas (art. 101.9 LIRPF). Para más detalles sobre la tributación de este tipo de rentas, ver este link.

En todos los casos anteriores, y a partir del ejercicio 2016, la retención será del 19 por ciento.

Rendimientos derivados de la cesión del derecho de explotación de derechos de imagen (art. 101.10 LIRPF) siempre que no sean en el desarrollo de una actividad económica, desde 2015 el tipo será del 24 por ciento.

Escala de Gravamen para las Rentas del Ahorro

Para la Renta del Ahorro la escala de gravamen queda así:

Ejercicio 2020
Base Imponible Tipo       
 
Hasta
6.000,00 19%
50.000,00 21%
En adelante 23%
Ejercicio 2021
Base Imponible Tipo       
 
Hasta
6.000,00 19%
50.000,00 21%
200.000,00 23%
En adelante 26%

Clasificación de los productos financieros

Cuentas Corrientes o Depósitos

Los depósitos son imposiciones a plazo fijo en la que una entidad se compromete a darnos una rentabilidad determinada de antemano por tener nuestro dinero durante un tiempo acordado también de antemano. La fiscalidad de los depósitos es similar a la del resto de productos financieros. Pagaremos impuestos cada vez que venza el plazo contratado, pero sólo por el dinero que hayamos ganado, no por el total invertido.

Los depósitos se integrarán dentro de los rendimientos de capital mobiliario en el IRPF.

Retención: Si se aplica.

Letras del Tesoro

Las letras del tesoro son valores de renta fija a corto plazo (entre seis y 18 meses) que se emiten al descuento y son activos financieros con un rendimiento implícito.

A efectos de IRPF se consideran un activo financiero y como tal deben integrarse en la renta del ahorro junto con el resto de productos financieros, por tanto, se integrarán dentro de los rendimientos de capital mobiliario en el IRPF.

PIAS

La fiscalidad de los PIAS o Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) es la misma que se aplica a los planes de pensiones. Lo que cambia en este caso es que este producto de inversión es en realidad un seguro. La traducción es que tanto rendimiento como capital deben estar asegurados (o por lo menos lo están en la mayoría de caso).

PPA

Los PPA o Planes de Previsión Asegurado son un seguro de ahorro que básicamente se fundamentan en torno a un seguro de vida que además invierte parte del dinero o, mejor dicho, que sobre todo invierte parte de la inversión. Ofrecen la seguridad de que el dinero está garantizado y que permiten realizar pequeñas aportaciones con una ventaja fiscal. Si conservas el dinero más de cinco años hay premio y no pagarás impuestos siempre que lo recuperes en forma de renta vitalicia.

Seguros de vida ahorro

La fiscalidad del seguro de vida es algo más compleja que el resto, ya que también puede incluir productos de ahorro a largo plazo. En este sentido, las aportaciones no dan derecho a deducción en el IRPF con la excepción de los Planes de Previsión Asegurados o PPA, que permiten una reducción de los rendimientos de trabajo hasta determinados límites similar a la de los planes de pensiones.

En el caso de las prestaciones habrá que diferenciar cuando el tomador y el beneficiario son la misma persona y cuando son personas diferentes. En el primer supuesto, ligado a los seguros de vida que pagan una cantidad al alcanzar determinada edad, hay que distinguir su la prestación se cobra en forma de capital o en forma de renta.

Enlaces relacionados

Tributación y fiscalidad de los dividendos

Tributación de las Prima de asistencia a juntas, Prima de emisión de acciones o participaciones, Reducción de capital

Tributación Alquiler/Arrendamiento de Inmuebles - IRPF - Rendimientos del capital Inmobiliario

Subarriendo, Cesión y Traspaso de Inmuebles - IRPF - Tributación y Fiscalidad asociada