Grupo

 BelMar

Telef:963742457


Tarifa plana Autónomos Novedades 2019 - Bonificaciones y reducciones a la seguridad social y otras ventajas

Actualizado: 01/02/2019

Fecha: 28/04/2014

Desde el 1 de enero de 2019, hay novedades para el régimen especial de autónomos, con los cuales vamos a actualizar este artículo.

Bonificaciones a la cuota de autónomos a partir de enero de 2019

Tarifa plana de 60 euros

La tarifa plana para autónomos es una medida para impulsar el autoempleo que consiste en el pago de una cuota mensual reducida a la Seguridad Social en calidad de autónomo. Una medida introducida en 2013.

Los requisitos a cumplir para beneficiarse de la tarifa plana son:

Autónomos que causen alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los 2 años inmediatamente anteriores, a contar desde la fecha de efectos del alta (anteriormente eran 5 años). En el caso de haber estado de autónomo anteriormente y la cuota de autónomos anteriormente también estuvo bonificada, en este caso, tendrá que pasar 3 años, para volver a disfrutar de la bonificación

Además, ha quedado a criterio de la Tesorería General de la Seguridad Social la concesión final, lo que en la práctica ha dado lugar a tres requisitos adicionales en base a sus interpretaciones:

•No ser administrador de una sociedad mercantil.

•No haber recibido anteriormente una bonificación de la Seguridad Social como autónomo, aunque hayan pasado más de cinco años.

•Estar libres de deudas con hacienda y la seguridad social.

•No ser autónomo colaborador (régimen especial para familiares de los autónomos).

También hay que precisar que en el caso de las cooperativas de trabajo asociado sí que se puede optar a la tarifa plana.

No así en el caso de pluriactividad entre trabajo por cuenta propia y ajena, ya que la Ley de Emprendedores introduce unas nuevas bonificaciones del 50% de la cuota de autónomos para esos casos.

 La contratación de trabajadores por parte de un autónomo no es motivo de exclusión de la Tarifa Plana.

Una gran ventaja es que esta tarifa plana se reanuda en caso de que haya períodos de baja en la actividad (por ejemplo profesionales con cursos de formación que tengan períodos de inactividad alternos), además, se puede compatibilizar con la capitalización del desempleo.

La cuantía de la tarifa plana varía a lo largo de los primeros meses de actividad, estableciéndose tres tramos de reducción sobre la base mínima de cotización y el tipo mínimo de cotización, incluyendo la incapacidad temporal, pero sin incluir el accidente de trabajo:

•Primeros 12 meses: 60 euros quieres opten por la base de cotización mínima, o un 80% de reducción de la cuota quienes opten por una base de cotización superior, con lo que con las bases.

•Meses 12 al 18: 50% de reducción durante el primer semestre del segundo año, que se quedaría en 2019 en alrededor de  141.65 euros.

•Meses 19 al 24: 30% de reducción durante el segundo semestre del segundo año, que se quedaría en 198.31 euros.

Nuevas altas para mujeres menores de 35 años y hombres menores de 30 años

Las mujeres menores de 35 y los hombres menores de 30 tienen derecho a una reducción adicional, por tanto, su tarifa plana durará tres años en total.

•Meses 25 al 36: 30% de reducción durante el tercer año, que se quedaría también en 198.31 euros.

Nuevas altas para autónomos residentes en municipios de menos de 5.000 habitantes

Si el nuevo autónomo vive (hay que estar empadronado) en un municipio de menos de 5.000 habitantes,

•Los 24 primeros meses meses: 60 euros quieres opten por la base de cotización mínima, o un 80% de reducción de la cuota quienes opten por una base de cotización superior, con lo que con las bases.

 Nuevas altas para personas con discapacidad igual o superior al 33 % o Victimas de Violencia de género o Terrorismo

•Primeros 12 meses: 60 euros quieres opten por la base de cotización mínima, o un 80% de reducción de la cuota quienes opten por una base de cotización superior, con lo que con las bases.

•Durante los 36 meses siguientes: 50% de reducción, que se quedaría en 2019 en 141.65 euros.

Madres que se reincorporan a la actividad de autónomos

Las madres que dejaron su actividad como autónoma (dándose de baja tanto en la actividad en hacienda y en la seguridad social después de haber disfrutado de la prestación de maternidad), y se reincorporen a su actividad laboral, tienen dos años para volver a beneficiarse de una especie de Tarifa Plana durante 12 meses, pagando una cuota de 60 euros, o el 890 % de la misma, en caso de elegir una base de cotización superior a la mínima.

Trabajadores autónomos que se encuentren en baja por maternidad o paternidad, adopción, acogida y riesgo durante el embarazo o lactancia:

Bonificación del 100 % de la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima o fija que corresponda al tipo de cotización establecido como obligatorio durante la sustitución. Esta bonificación está prevista para los periodos de cese de actividad o descanso del autónomo motivados por situaciones de maternidad, paternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o durante la lactancia natural, SIN NECESIDAD de que sean sustituidos por desempleados con contrato de interinidad bonificado.

La Ley incorpora una nueva bonificación para la mujeres autónomos que cesan en su actividad por ser madres, o por adopción, guarda y acogimiento ( no habla de reincorporarse al trabajo después de la maternidad , sino de cesar, o sea baja en hacienda y autónomos, y que vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha del cese. Las mujeres en este supuesto, disfrutaran de una cuota de 50 euros durante 12 meses, pero sólo durante ese período. En caso de no optar por la base mínima de cotización, se aplicará una bonificación del 80 %. Es una excepción para que no tengan que esperar a cumplir dos años desde que fueron autónomas por última vez.

Trabajadores autónomos que se encuentren al cuidado de menores o personas dependientes:

Bonificación del 100% de la cuota durante un año para el cuidado de menores o personas dependientes familiares: en este caso la bonificación SI que está supeditada a la contratación de un trabajador. Se podrá solicitar en caso de tener a cargo menores de doce años o familiares en situación de dependencia. Por cuidado de familiares se entiende por consanguinidad o afinidad
hasta segundo grado en situación de dependencia, o discapacidad física o intelectual reconocida

 Nuevas altas de familiares colaboradores de trabajadores autónomos (Autónomo Colaborador):

 Los autónomos que contraten indefinidamente a familiares (cónyuge, padres, hijos, hermanos, abuelos, suegros, nietos, yernos y nueras) podrán beneficiarse de una bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante 12 meses. La principal novedad es que se puede contratar a los familiares como trabajadores asalariados en el Régimen General aún cuando convivan en el hogar familiar del autónomo que contrata. No se verán limitados por el número de contrataciones y el perfil del empleado como actualmente, ya que las ayudas solo se conceden en el caso de contratos a jóvenes menores de 30 o un familiar menor de 45 años. Entre los requisitos se pide que no haya habido ningún despido improcedente en los 12 meses anteriores y mantener el contrato seis meses tras el periodo bonificado. Al regirse por los presupuestos del estado, entrará en vigor en 2018.

En relación a la contratación de hijos con discapacidad, para este colectivo se amplía a hijos mayores de 30 años la posibilidad de contratar por cuenta ajena sin derecho a desempleo a hijos que convivan con el autónomo en el domicilio familiar.

Trabajadores autónomos en Ceuta y Melilla en los sectores de Comercio, Hostelería, Turismo e Industria, excepto Energía y Agua:

50% de la Base de cotización por contingencias comunes por tiempo indefinido.

Otras situaciones con cuota reducida

Autónomos Pluriempleados

La ley de emprendedores también introduce una nueva bonificación del 50% para nuevos autónomos en pluriactividad. Además, los autónomos que, en razón de sus trabajos por cuenta ajena desarrollados simultáneamente, hayan cotizado en 2012, respecto de contingencias comunes, en régimen de pluriactividad (teniendo en cuenta tanto las aportaciones empresariales como las correspondientes al trabajador en el Régimen General, así como las efectuadas en el Régimen Especial) por una cuantía igual o superior a 10.752 euros, tendrán derecho a una devolución del 50% del exceso en que sus cotizaciones ingresadas superen la mencionada cuantía, con el tope del 50% de las cuotas ingresadas en el Régimen Especial.

La Tarifa plana para alta de autónomos es incompatible con las bonificaciones por pluriactividad, ha de escogerse una de las dos opciones. Es decir, el emprendedor que cotice a más de un régimen de la Seguridad Social deberá optar entre la tarifa plana o las bonificaciones por pluriactividad.

Devoluciones por exceso de cotización en pluriactividad

Hasta ahora los autónomos en situación de pluriactividad podían reclamar su derecho a la devolución del 50% del exceso de cotización siempre y cuando la cuantía sea igual o superior 12.368,23€. La reforma contempla la devolución sin solicitud expresa por parte del interesado.

Autónomos dedicados a la venta ambulante o a domicilio

Estos autónomos podrán elegir como base mínima de cotización: 858,60 euros/mensuales, 753 euros/mensuales y 472,20 euros/mensuales (CNAE-09: 4781, 4782, 4789, 4799-opción base mínima-).

Baja por enfermedad o incapacidad temporal, dejan de pagar la cuota de autónomos.

El Decreto-Ley del pasado 28 de diciembre. En esta normativa se especifica, en primer lugar, que es obligatoria la cobertura de las contingencias profesionales, que cubren accidente de trabajo y/o la enfermedad profesional. Antes de esta nueva medida, los autónomos solo estaban obligados a cotizar por contingencias comunes.

En el caso de que la baja se produzca a causa de un accidente laboral, la mutua deberá abonar tres cuartas partes de la Base Reguladora a partir del segundo día de baja.

Por el contrario, si se produce una enfermedad común como detonante de la baja, se abonará el 60 por ciento de la Base Reguladora, y desde el cuarto día de baja, pasando a igualar ese 75 por ciento una vez pasados 20 días de baja.

En lo que se refiere al pago de cuotas durante la baja por enfermedad o incapacidad temporal, el profesional queda liberado de pagar las cuotas de autónomos a partir del segundo mes de baja.

Impago de una cuota de autónomo

Cuando se tiene domiciliado el pago de tu cuota a la Seguridad Social en una entidad bancaria, y estamos en el período que nos estamos aplicando la bonificación por la Tarifa Plana, si cuando se intenta cargar el recibo, que suele ser el último día hábil de cada mes, y no existe saldo suficiente en la cuenta bancaria, el recibo de autónomos no se atiende, y se devuelve a la Seguridad Social, como impagado. En algún banco, y si el empleado del banco, quiere, y sólo ha pasado un día desde el impago, aún pueden recuperar el recibo, y marcar como pagado, si ya existe en el banco saldo suficiente para saldarlo. Si el banco nos indica que no se puede recuperar, se tendrá que acceder a la Sede Electrónica de la Seguridad Social y solicitar la carta de pago o recibo con recargo.

El recargo en este caso, según las nuevas tarifas impuestas desde el año 2018, es del 10% adicional a la cantidad que se pagua mensualmente, en el caso de que se pague en el mes siguiente. En el caso de disfrutar de la tarifa plana en tu cuota a la Seguridad Social y hubiera un mes que no se paga, se perderá ese mes la cuota reducida y el recargo se aplicaría tomando como referente para el cálculo la cuota mensual de autónomo sin bonificación, que para el año 2018 está establecida en alrededor de 278 euros al mes para el caso de cotizar por las coberturas mínimas, por lo que pagara de más unos 28 euros.

Para ver más detalles sobre los impagos, ver este enlace

Cobro de la pensión completa del jubilado autónomo

La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, aprobada en el Senado en octubre de 2017, permite a los trabajadores por cuenta propia en edad de jubilación con personal contratado en su negocio la posibilidad de realizar su actividad y recibir el 100% de la pensión. Hasta ahora, los autónomos jubilados en esta situación solo recibían el 50% de la prestación. Para más detalles ver este artículo Autónomo - Jubilación total con el desarrollo del trabajados por cuenta propia

Autónomos Mayores de más de 65, pudiendo jubilarse, que continúan trabajando

 Con 65 o más años de edad y acrediten 35 años o más de cotización efectiva, a la Seguridad Social, les será de aplicación la exoneración de cuotas, salvo por incapacidad temporal y en su caso por contingencias profesionales, de acuerdo con lo establecido en la disposición adicional trigésima segunda de la Ley General de la Seguridad Social. No obstante la exoneración establecida en la norma, el trabajador autónomo podrá optar por continuar practicando su cotización conforme a lo que venían realizando con anterioridad.

Por cada año adicional trabajado, el coeficiente será del 2% anual para las carreras profesionales inferiores a 25 años, del 2,75% para las comprendidas entre 25 y 37 años y del 4% para los que tengan una carrera laboral completa a partir de los 65 ó 67 años de edad

Otros cambios en la cotización de autónomos

La reforma propone cambios importantes en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) encaminadas a hacer más justo el actual sistema de cotización y adecuarlo a los ingresos reales de los autónomos, en concreto se trata de tres medidas que entrarán en vigor en enero de 2018:

  • Modulación en los recargos por retrasos en el pago de la cuota de autónomos.
    Las penalizaciones por retrasos en el pago de la cuota a las Seguridad, que actualmente suponen un recargo del 20%, se reducen a un recargo del 10% si se paga la deuda dentro del primer mes natural siguiente.

  • Pago por días reales de alta: en lugar de pagar la cuota de autónomos por meses completos como hasta ahora, sólo cotizarán desde el día efectivo en que se den de alta y hasta el día en que se den de baja. Ahora bien, se imponen límites al número de altas y bajas en el año, para poder pagar por sólo los días efectivos de alta, por ello, los autónomos sólo podrán darse hasta tres veces de alta y de baja en el mismo año, para poder acogerse a este beneficio. Si se dan mas alta/bajas en el año, pagarán por meses completos la cuota de autónomo.

  •  Cuatro plazos para los cambios de cotización: se amplia de dos a cuatro los posibles cambios anuales de base de cotización.

•Aplicación a partir del 1 de abril para las solicitudes realizadas entre el 1 de enero y 31 de marzo.
•A partir del 1 de julio para las solicitudes realizadas entre el 1 de abril y 30 de junio.
•A partir de 1 de octubre para las solicitudes realizadas entre 1 de julio y 30 de septiembre.
•A partir del 1 de enero del siguiente año para las solicitudes realizadas entre 1 de octubre y 31 de diciembre.

  • Cambios en la cotización del autónomo societario y Autónomos con 10 o más trabajadores contratados. Tras una subida de la base mínima de cotización del autónomo societario de un 8% en el año 2017, la reforma incluye la desvinculación de la cotización del autónomo societario al SMI y el grupo A del Régimen General. La regulación pasa a estar determinada por los Presupuestos Generales del Estado como en el caso de la cotización del autónomo.
  • Autónomos con 10 o más trabajadores contratados.

Prevención de Riesgos laborales y salud laboral del autónomo

Reconocimiento de accidentes in itinere, hasta ahora La Seguridad Social no contemplaba el accidente de trabajo in itinere, es decir el ocurrido en la ida o vuelta al trabajo, entre los inscritos en el RETA pero la nueva Ley elimina esta exclusión.

Nuevas deducciones fiscales para los autónomos

La Ley introduce dos importantes novedades al permitir los siguientes gastos deducibles en el IRPF a partir también de enero de 2018:

•Suministros domésticos: el autónomo que trabaje desde casa y así se lo haya notificado a Hacienda, podrá deducirse un 30% de los suministros de electricidad, gas, agua, telefonía e internet de la parte de la vivienda afecta a la actividad. Hasta ahora la Dirección General de Tributos sólo acepta la desgravación en caso de disponer de contadores separados, algo nada habitual que deriva en la no deducción de estos gastos o, en su defecto, en la deducción errónea.

 Contribuyentes que afecten parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica.

En estos casos, serán deducibles los gastos de suministros de dicha vivienda entendiéndose por tales agua, gas, electricidad, telefonía e Internet.
Tales gastos serán deducibles en el porcentaje que resulte de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.
El procedimiento para calcular el importe deducible de estos gastos se muestra a través del siguiente ejemplo:

La vivienda habitual de un contribuyente tiene 100 m². El contribuyente afecta a la actividad económica que desarrolla 40 m². Los gastos anuales por suministros ascienden a 5.000 euros.

  • Proporción de la vivienda habitual afecta: 40 m² / 100 m² = 40%

  • Porcentaje de deducción = 30% x 40% = 12%

  • Gastos deducibles: 5.000 € x 12% = 600 €

•Gastos por manutención: finalmente el autónomo podrá deducirse como máximo 27,27 euros diarios (48 euros en el extranjero) en concepto de gastos de dietas y manutención con los siguientes requisitos:

  • Ser gastos del propio contribuyente,

  • que se deban al desarrollo de la actividad económica,

  • que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería,

  • que se paguen por medios electrónicos y que se disponga de factura en condiciones.

Enlaces de interés

Información Seguridad Social sobre estas bonificaciones